LANAS: MERCADO AUSTRALIANO SE FORTALECIÓ EN DÓLARES AMERICANOS

17

Esta semana el Indicador de Mercados del Este (IME) subió en dólares americanos, pero retrocedió en moneda local. El cierre en dólares australianos se situó en 12,41, cayendo 20 centavos (1,6%) respecto a la semana pasada. En dólares americanos hubo una suba de 0,4% (3 centavos) a raíz del fortalecimiento del dólar australiano y el IME se posicionó en 8,06 dólares por kilo base limpia.

Los precios en dólares americanos mantuvieron relativa estabilidad esta semana (sostenidos por efecto cambiario), pero mostraron resultados negativos en moneda local. Esto estuvo determinado, en gran parte, por la relativa inactividad de China en el mercado lanero. Operadores australianos describen a la demanda actual del país asiático como esporádica en actividad y muy limitada en volumen. Por su parte, la demanda de India y Europa ayudó a mantener y dirigir el mercado, pero su habilidad para absorber volúmenes adicionales mientras China se mantiene inactiva es limitada.

Adicionalmente, el funcionamiento normal de las industrias en distintas partes del mundo se ve afectado por la falta de personal capacitado y el aumento de los costos energéticos.
El nivel de precios alcanzados no colmó las expectativas de los productores y 14% de la lana ofertada quedó sin comercializar. Entre de las distintas categorías, las más afectadas esta semana fueron las lanas del sector Merino más fino (-18,5 micras). A pesar de esto, sobre el cierre de la semana hubo nuevas órdenes de compradores italianos e indios (enfocadas lanas superfinas de calidad superior) que limitaron la caída en los precios del sector y mejoraron el ánimo general. Por su parte, las lanas Merino entre 18,5 – 22 micras mantuvieron cierta estabilidad, lo mismo ocurrió con las lanas cruza.

La buena noticia es que China decidió flexibilizar algunas de sus estrictas políticas de covid. El anunció tuvo lugar el pasado viernes a pesar de haber registrado esta semana el mayor número de casos positivos desde abril. Las nuevas medidas incluyen una reducción de los días de cuarentena, suspensión del rastreo de contactos secundarios y la eliminación de sanciones a aerolíneas que trasladen pasajeros infectados. Si bien este ha sido el mayor paquete de medidas de flexibilización desde que empezó la pandemia, se estima que aún queda un largo camino por recorrer hasta la reapertura total del país. El anuncio fue recibido con optimismo por los mercados y la moneda China alcanzó su valor máximo en 7 semanas.

La oferta semanal fue de 31.095 fardos de los que se vendió el 86% (26.696 fardos). A pesar de la baja en los precios en moneda local, la próxima semana la oferta vuelve a aumentar.

Se esperan 36.941 fardos a venderse entre los tres centros (Sídney, Melbourne y Fremantle) los días martes y miércoles.