Actualidad Agropecuaria App
Inicio Noticias Control parasitario: Grupo Techo en recrías

Control parasitario: Grupo Techo en recrías

Por

1

El productor se encuentra frecuentemente ante la duda de cuándo aplicar los antiparasitarios, con qué frecuencia hacerlo y qué drogas usar. Existe una herramienta útil, de fácil implementación, que permite cuantificar el efecto de las parasitosis en kilos de carne y ayuda a determinar el momento óptimo para dosificar. ForoRural convocó al ingeniero agrónomo Martín Weiszman, quien hace quince años que tiene implementado el sistema grupo Techo en su establecimiento, para que nos cuente su experiencia en relación a esta herramienta.

La variabilidad climática, las diferencias entre zonas y manejos, y la distinta incidencia en las diferentes categorías de animales, hacen que resulte difícil una recomendación general sobre tratamientos con antiparasitarios. El sistema de tratamientos estratégicos (fijos) ha sido el más usado en Uruguay, pero muchas veces se hace evidente la necesidad de contar con información objetiva y cuantificar el daño parasitario para definir con mayor contundencia la conveniencia de aplicar productos antiparasitarios. Además, la aparición de resistencia a diferentes fármacos alerta sobre el uso abusivo de drogas y exige métodos de diagnóstico más precisos. El sistema de control llamado grupo o lote Techo permite cuantificar el daño parasitario, determina el momento oportuno para dosificar y posibilita conocer de manera temprana la eficacia de los productos y, por ende, los casos de resistencia parasitaria.

El método consiste en identificar un grupo de animales a los cuales se le administra antiparasitarios de modo frecuente, por lo que siempre están libres de parásitos. Este grupo se llama Techo (representa el “techo productivo” para esas condiciones). Por otra parte se identifica otro grupo de animales (en número similar al del Techo) que representan al resto del lote. Este grupo se llama Control o Testigo. El sistema se basa en realizar pesadas frecuentes de los grupos Techo y Control, que nos muestren las diferencias de peso atribuibles a los parásitos. De este modo, en la práctica solamente pesamos a los animales integrados a ambos grupos, y pesando a estos animales sabemos cómo se encuentra la población general. Cuando las diferencias de peso lo ameritan, se decide realizar los tratamientos para evitar pérdidas significativas por esta causa.

Cómo armar los grupos, según Weiszman

Debe tratarse de grupos bien parejos y con la menor dispersión posible de pesos. Se pesa un 15% de la generación de terneros y en base al peso promedio de esa muestra se sacan terneros de (más/menos) 5 kg sobre esa media. Si el promedio da 180 kg, se utilizan terneros que estén entre 175 y 185 kg para hacer los grupos. Se hacen dos grupos: un lote Techo y otro lote Control o Testigo, y se los identifica con una caravana de color diferente. Cada grupo conviene que sea de unos 20 terneros o más, para evitar importantes variaciones individuales que siempre se dan en las ganancias de peso. El lote Techo se trata de mantener siempre sin parásitos internos (lombrices), y el lote Control o Testigo representa el resto de los terneros del predio.

Conviene que se manejen los lotes de pesadas junto con el resto de la generación en los mismos potreros (no mantenerlos aislados, ya que puede haber diferencias por potreros más y menos contaminados). Manejarlos aparte facilita el tema de las pesadas, pero puede no ser representativo de lo que ocurre en la realidad en el resto del campo con el grueso de los terneros.

¿Qué darles? ¿Cada cuánto?

La idea es tener uno de los grupos siempre “limpio” de lombrices. Hay que darles un antiparasitario que se sepa que funciona (Lombritest previo, en lo posible). Se los dosifica cada vez que se pesan los lotes, idealmente cada 30 días. Se puede usar combinaciones de drogas en ese grupo, en caso de que no se esté seguro de qué drogas realmente funcionan. Conviene dar dosis bien ajustadas de remedios (no subdosificar, ya que sabemos bien cuánto pesan).

¿Cada cuánto pesar? Óptimo y mínimo

Lo ideal es pesar cada 30 días, pero igual se puede pesar cada 45 días si hay algún inconveniente. No conviene pesar cada menos de 30 días por variaciones del llenado ruminal. Si no se puede pesar a los 30 días y se sabe que no se va a poder pesar por unos cuantos días conviene igualmente dosificar el lote Techo para mantenerlo limpio hasta la próxima pesada. Es mejor pesar siempre a la misma hora del día (en lo posible a primera hora de la mañana), para evitar variaciones de peso por el llenado ruminal.

¿Cómo determinar una dosificación?

Se toma el peso medio de cada lote. Si faltó algún ternero en una de las pesadas hay que eliminarlo de la pesada anterior o posterior para evitar que influya en el resultado. Lo mismo si sabemos que algún ternero estuvo enfermo o tuvo algún inconveniente (esto puede afectar el resultado de todo su lote). Por eso conviene tenerlos identificados por número de caravana. Se calcula la ganancia media diaria individual promedio (GMD) de cada lote y se las compara. Cuando las diferencias en GMD son mayores a los 100 g/día se considera que conviene dosificar. Otra opción es que la ganancia del lote Techo sea 10% superior al lote Testigo.

Por ejemplo si el lote Techo tuvo una GMD de 500g/día y el lote Testigo de 370g/día habría que dosificar, ya que la diferencia es mayor a los 100g/día.

Otro caso es si el lote Techo tuvo 80g/día de GMD y el lote Testigo de 10g/día: la diferencia es menor a los 100 g/día, pero mayor al 10%. Acá también conviene dosificar al lote Testigo y al resto de la generación de terneros.

¿Cómo empezar?

Conviene empezar emparejando a toda la generación de terneros. Se dosifican todos para partir del mismo punto; por ejemplo, al destete, o se puede esperar un poco después del destete a que los terneros se recuperen del estrés pos destete.

¿Los coproparasitarios se complementan?

Sería lo ideal hacer coproparasitarios  cada mes, en cada pesada. Así se chequea por un lado que las drogas usadas funcionen y se obtienen mayores informaciones. En ocasiones el coproparasitario anuncia antes que la balanza que se está aumentando la contaminación con lombrices. En otras ocasiones el coproparasitario no da diferencias pero la balanza sí. Se trata de herramientas complementarias.

¿Este sistema ha determinado diferencias importantes entre las dosificaciones “estratégicas” que se usaban antes y las que se usan ahora?

La cantidad de dosificaciones quizá no haya variado demasiado, lo que sí mejora es el momento de la dosificación. Se llega más a tiempo en las dosificaciones y no cuando los animales ya están muy sentidos.  No se dosifica antes de que estén contaminados, cuando no hay ningún o bajo efecto.

¿El sistema permite detectar casos de falla de productos (resistencia)?

Si la balanza acusa una diferencia que justifica dosificar y se utiliza una droga que no funciona correctamente, a la siguiente pesada se van a seguir manteniendo o aumentando las diferencias en la GMD (siempre y cuando el lote Techo esté realmente “limpio”).

¿Cuándo no conviene armarlo?

No conviene armarlo con lotes muy chicos de terneros, ya que las diferencias individuales van a pesar mucho en el promedio, y esto puede dar resultados erróneos (por ejemplo 10 terneros por lote).

Si no se puede pesar cada 30 días (que sería lo ideal), lo mejor es mantener igualmente el lote Techo limpio hasta que se pueda hacer la pesada.

Es importante que los dos lotes se mantengan en las mismas condiciones de alimentación en el mismo potrero y con igual manejo, para que las diferencias que aparezcan se deban sólo al efecto de los parásitos y no a otras cosas que afecten la GMD. Puede tratarse de campo natural, pasturas mejoradas o suplementaciones con distintos concentrados

En cuanto al grupo con Saguaypicida

Los primeros años se incluyó un tercer lote que se mantenía libre de parásitos gastrointestinales, y también de saguaipé, utilizando Closantel y otra droga de amplio espectro. No se encontraron diferencias en varias pesadas, por lo que se abandonó ese grupo, ya que no aportaba información y sólo incrementaba el trabajo. Pero hay que destacar que no se considera un predio problemático en el tema saguaipé, ya que las autopsias de hígado en frigoríficos no arrojaron datos importantes sobre este problema. Quizá en situacione

Tips:

  • Implemente el Grupo Techo y cuantifique el daño parasitario
  • Dosifique solo cuando el daño es significativo y evite tomas innecesarias
  • Detecte en forma temprana casos de resistencia parasitaria
  • Utilice un lote representativo de la población, no menor a 20 terneros por lote
  • Complemente este sistema con los análisis coproparasitarios
  • Aproveche la pesada cada 30-45 dias requerida y lleve un control de peso de sus animales para evaluar estrategias de alimentación y suplementación, y cumplimiento de objetivos productivos

Foro Rural.

ÚLTIMAS NOTAS

LEVE BAJA EN UNA FAENA VACUNA MUY ESTABLE

INAC informó que en los últimos 7 días al 24 de octubre se procesaron 47.171 vacunos, 406 animales menos que en la semana anterior...

OTRA SEMANA DE BAJAS PARA LAS HACIENDAS GORDAS

De acuerdo a lo que informó este lunes la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) en su reunión semanal en base a los negocios...

OTTO FERNANDEZ CONCRETO MUY BUENA FERIA MENSUAL EN PARADA FARIÑA

Muy buena feria mensual concreto el Escritorio Otto Fernández el pasado viernes en su magnífico local de Parada Fariña con ventas torales. En una...

ANGUS DE FRIGORIFICO MODELO PROMEDIARON LOS U$S 3.144 EN ARTIGAS

Con ventas a cargo de Escritorio Ruben F. Cánepa, en el local "Chiflero" de la Asociación Agropecuaria de Artigas, se realizó este ayer viernes...